5 maneras de hacer presentaciones más efectivas

5 maneras de hacer presentaciones más efectivas

Al parecer, los contenidos relacionados con levantamiento de capital y cómo comunicarlo son los que más les están gustando. Por ello, les comparto 5 maneras que mejoran la calidad de las presentaciones en un fundraising: 

 

Cuantificar: Trata de usar números, fechas y datos en reemplazo de expresiones cualitativas. Por ejemplo, en vez de decir ”yo tengo un producto que funciona más rápido” puedes decir, ”este producto funciona 10 veces más rápido que la competencia”.

 

Seguir una lógica: El relato no tiene por qué ser lineal, pero sí tiene que ser lógico. Por ejemplo: puedes partir de lo general a lo particular, del pasado, al presente, o viceversa. Lo importante es que debes estar muy claro de la lógica que estás empleando, solo así podrás convencer a otros.

 

Rimar: Puede sonar un poco gracioso, pero funciona muy bien! La idea es usar  palabras que al momento de decirlas resuenen en nuestra cabeza. No tienen que ser rimas muy elaboradas, ni hay que hacer una pausa dramática para decirlas, simplemente hay que usarlas siguiendo un tono cordial y resuelto. Por ejemplo, en medio de la presentación podemos decir la frase: ”con tan solo  conversar, ya podemos ganar” y sin darse cuenta, la idea cala más hondo en la audiencia.

 

Contar una historia: A la hora de comunicar, no hay nada más potente que una buena historia. Una manera muy efectiva de compartir un relato es usando paralelos. Por ejemplo, es conocido el paralelo que usaron los ejecutivos detrás de la película Alien (1979) para conseguir inversión en Hollywood. Sus creadores, en vez de venderle a los inversionistas  film sobre un monstruo que ataca a una mujer en una nave espacial,  simplemente se refirieron a ésta como la película Jaws (1975), pero en el espacio. Inmediatamente todos entendieron que se trataría de un thriller de  grandes ventas y de mucha popularidad. Y así fue.

 

Mostrar una óptica distinta: La invitación es presentar el problema o la solución desde un ángulo diferente. Por ejemplo, recalcar que la raíz del problema viene por un mal diseño y no por una mala construcción, por lo tanto, no habría que enfocar tanta energía y recursos en mejorar las prácticas de elaboración, pues el problema de fondo está en que se diseñó mal la solución.

 

Si quieres saber más, revisa este video que preparé con más ejemplos y ¡no olvides suscribirte!

Deja un comentario

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.