6 métricas para medir el progreso de tu compañía biotech, más allá de las ventas

6 métricas para medir el progreso de tu compañía biotech, más allá de las ventas

Es muy común, que al juntarse dos inversionistas a conversar, uno dedicado al área biotech y otro a la tecnología, surja un momento en el que realmente les cueste entenderse entre sí. Especialmente, al hablar sobre cómo medir los avances que han tenido sus compañías. 

 

Por lo general, para quien invierte en tecnologías de la información, la métrica clave suele ser ventas o participación de mercado. Sin embargo, para los inversionistas en biotecnología, estas métricas no son necesariamente las más relevantes. 

 

Les comparto seis indicadores que podrían medir, sobre todo, si están impulsando una empresa biotecnológica naciente: 

 

  1. Construcción de vínculos comerciales: Son todas aquellas asesorías, interacciones, o incluso desarrollo de productos, que en el camino, se podrían transformar en una posible transacción con clientes potenciales.
  2. Maduración tecnológica: ¿Cuánto ha avanzado el desarrollo de la tecnología? No es lo mismo contar con experimentos hechos en el laboratorio, que con estudios de campo o pruebas piloto. Por lo general, el trabajo más valioso es el que refuerza a mayor escala la eficacia y seguridad de lo que se está construyendo.
  3. Maduración Corporativa::¿Cuánto ha crecido el organigrama de la compañía?, ¿Hay operaciones en regiones o en otros países?, ¿Cuentas con un directorio funcional, conformado por personas que realmente te agregan valor? Hace poco, una de nuestras empresas de diagnóstico nos informó que ha crecido tan rápido, que tuvo que implementar una unidad de gestión de recursos humanos y de administración y finanzas para hacer frente al aumento desproporcionado de demanda que han tenido durante la pandemia.
  4. Avances en Propiedad Intelectual: No sólo se trata de estar patentando. Lo importante, es saber cuánto ha madurado  la estrategia de Propiedad Intelectual. Esto incluye know-how, marcas y buenas prácticas, como actualizar el modelo de libertad de operación periódicamente. Sólo las compañías que se entienden muy bien a sí mismas, su ciencia y estrategia de negocios, son capaces de estar cómodas operando en mercados competitivos y altamente regulados como los mercados biomédicos.
  5. Autonomía del capital humano: La compañía debe centrarse en el desarrollo de sus líderes. Es muy común ver en las start-ups a los fundadores siendo el factor limitante del crecimiento exponencial que pueda tener su empresa ¿Están delegando lo suficiente? ¿el equipo está funcionando con autonomía? ¿Están las áreas clave de la compañía siendo lideradas por la persona correcta.
  6. Levantamiento de capital: Este es quizás el mejor “proxy” de ventas que puede tener una empresa biotech. Si lo piensas, para levantar capital hay que saber venderle a un “cliente” muy particular, los inversionistas.  ¿Cuántas rondas de capital has tenido? ¿quiénes han sido tus inversionistas? ¿ha subido el valor de tu empresa en cada ronda? ¿has podido justificar bien el uso de tus recursos? ¿has conseguido dinero desde otras fuentes que no te diluyen?

No perdamos de vista que estos indicadores nos ayudan a apreciar, de manera indirecta, el valor que se ha ido consolidando en una empresa biotecnológica. Por muchos años, serán los avances en investigación los que irán apuntalando el valor de tu compañía. Por lo tanto, no nos desesperemos si no tenemos ventas. Aseguremos que esta matriz de 6 puntos se vaya expandiendo de la manera más uniforme posible, pues es así, como alcanzaremos mayores posibilidades de lograr el éxito.

 

Hemos preparado este video que puede servir para entenderlo mejor. ¡Espero tus comentarios!

Deja un comentario

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.