Carne cultivada en laboratorio: ¿Una alternativa accesible?

Carne cultivada en laboratorio: ¿Una alternativa accesible?

Hace más de 5 años atrás, la primera carne cultivada en un laboratorio mejor conocida como lab-grown meat, fue presentada en forma de hamburguesa por primera vez al mundo con un valor de 300.000 dólares.

 

El interés por esta llamada ”carne limpia o carne cultivada” se ha originado por la preocupación por el cambio climático y el bienestar animal. La carne cultivada no involucra ganado y, por lo tanto, podría consumir menos recursos naturales, evitando así, los impactos ambientales propios de la industria cárnica. 

 

Por otro lado, se desarrolla a partir de células madre extraídas de la vaca. Éstas, provienen de un banco de células tomadas a partir de biopsias del animal vivo, y los nutrientes que se le suministran proceden en su mayoría de plantas.

 

Quizá el desafío más grande para los investigadores y empresas, ha sido reducir el costo de una hamburguesa de cientos de miles de dólares, a un producto accesible para el mercado masivo.

 

Además, las alternativas de carne 100% de origen vegetal, también han tenido auge con ofertas como las de Beyond Meat o Impossible Foods, quienes ya venden sus productos a minoristas y cadenas de comida rápida en el mundo.

 

En conclusión, al desarrollar productos biotecnológicos como la ”hamburguesa celular”, es de gran importancia preguntarse: ¿Cuál es su utilidad?

 

Acá les dejo algunas de mis reflexiones sobre el costo, calidad y utilidad de estos desarrollos. 

 

 

Deja un comentario

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.