Los caminos que se unen… conversación con César Hidalgo

Los caminos que se unen… conversación con César Hidalgo

La primera vez que escuché la voz carraspeada y seca de César Hidalgo fue el año 2013 en el contexto de la organización de la conferencia “Encuentros Boston” (RedEncuentros.org) Él estaba de anfitrión en una llamada grupal que realmente fue muy breve.  En 2 minutos nos dijo que estaba bien lo que estábamos haciendo, que apoyaba nuestro propósito y que en realidad no tenía tiempo para participar en este tipo de llamadas. “Cuando tengan algún problema o algún bloqueo, sobre todo con la gente del MIT, me avisan” y se despidió. Volvimos a cruzar palabras cuando estábamos por iniciar la Conferencia, literalmente, en el backstage del escenario. Nos miró a todos y dijo: “¡Mierda, mierda!” y se lanzó a dar la bienvenida frente al público. Tuvimos que correr tanto durante esos días que en realidad no hubo espacio para conversar, ni conocernos mejor hasta que terminamos el evento. Ahí organizamos una salida con todos los voluntarios que apoyamos la Conferencia y luego de intercambiar palabras entre todos y hacer un par de brindis y recordar algunas anécdotas, César se pone de pie y toma la palabra: “Esta reunión ha sido una de las mejores reuniones que he ido este año y no me imaginaba que iba a resultar tan bien como se dio.  Creo que aquí hay potencial de sobra para hacer la diferencia en y por Chile. No dejemos morir estas reuniones y les doy las gracias por haber insistido, sobre todo al principio, en qué lo hiciéramos acá en el Media Lab”. Aplausos.

 

A decir verdad, nadie entendía bien qué era lo que investigaba César Hidalgo, pero parecía evidente de que se trataba de algo interesante y que lo apasionaba muchísimo. Y que lo quería conectar con Chile. Tal vez, de algún modo u otro, se sentía solo en Boston, con una energía en exceso que necesitaba canalizar de forma productiva.

Después de un tiempo volvimos a interactuar. Esta vez lo invitamos como conferencista a “Encuentros Santiago” (2014) y después a “Encuentros Rotterdam” (2015). De a poco fuimos forjando una amistad. Tanto es así que en mayo de 2019 fuimos a visitarlo, cámara en mano, durante el rodaje del tráiler de un programa científico de televisión, que está en etapa de desarrollo. Ahí pudimos conocer en detalle su vida familiar y personal, y los pormenores de sus investigaciones en Big Data y Aprendizaje Colectivo. Ambas materias en las que César es un referente mundial.

Lo que partió como una llamada de menos de 2 minutos, hoy se ha traducido en una relación de amistad y trabajo que ha sido muy satisfactoria para ambos. De hecho, me alegra que hace poco César haya aceptado ser investigador internacional adjunto de la Fundación Ciencia y Vida. En ese contexto vino a Chile y dio una charla en nuestro centro de investigación y antes de eso nos concedió unos minutos para entrevistarlo. Estaba por embarcarse a vivir y trabajar en Europa. De su trabajo y de su nuevo rumbo hablamos en la siguiente entrevista…

https://youtu.be/zqlk6tO-zTU

Deja un comentario

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.