EL VALOR DE LAS REDES, LES FUNTLEYDER

EL VALOR DE LAS REDES, LES FUNTLEYDER

Me imagino que han escuchado el refrán que a veces es mejor tener amigos que tener dinero. Les quiero compartir una historia que confirma el refrán.

Varios años atrás, en una convención de biotecnología en San Francisco California, un amigo me invitó almorzar. Entramos a un pequeño cafecito y decidimos sentarnos en la barra a comer un sándwich. Mientras conversábamos, una mujer que estaba al lado de nosotros nos saluda y nos dice que no pudo evitar escuchar que trabajamos en biotecnología y nos dice que conoce a gente que podría ayudarnos. Cuento corto, a los pocos minutos llega una amiga de la mujer y nos cuenta que maneja una agencia de comunicaciones en Nueva York que se especializa en relaciones con inversionistas para empresas biotecnológicas y farmacéuticas. Intercambiamos tarjetas y cada uno siguió con su vida.

Al poco tiempo nosotros necesitábamos hacer el sitio web de nuestra compañía y queríamos hacerlo al mejor estándar posible. Revisé mi lista de contactos y me crucé con la tarjeta de la señora de la agencia de comunicaciones. La contratamos y el resultado fue maravilloso. Seguimos viéndonos con cierta frecuencia. Un día, esta señora me dijo que conocía a un personaje muy influyente en el mundo de las inversiones en salud en Nueva York, que hace tiempo que no hablaba con él pero que alguna vez le contó que tenía inversiones en Chile.  Se trataba de Les Funtleyder, uno de los principales inversionistas en salud de Nueva York. Él invierte a lo largo de toda la cadena de valor sanitaria, desde productos farmacéuticos, tecnología médica y hasta hospitales. Su especialidad es la investigación de oportunidades de inversión y el uso de técnicas de valorización basadas en análisis de tendencias, políticas sanitarias, manejo de riesgos, modelos financieros, tanto para empresa que tranzan en la bolsa, como para empresas privadas. Sin más y también sin esperar nada a cambio, ella nos presenta, intercambiamos un par de correos y en algún momento él se abre a la posibilidad de hablar por teléfono conmigo. Cuando conversamos me cuenta lo que ha hecho y me queda claro que era un personaje muy potente.

Este año me tocó ir a Nueva York y coincidimos para vernos en persona. Visité su oficina un lluvioso día viernes. Afortunadamente andaba filmando un episodio del programa de TV “Todo por la Ciencia” por lo que aproveché de entrevistarlo y hablar de ciencia, negocios e inversiones. Fue una situación bastante especial pues nunca lo había visto, pero sentí que lo conocía hace mucho tiempo. Quién diría que el haber entrado a una cafetería 5 años atrás en San Francisco, CA se traduciría en que hoy tenga un amigo y consejero invaluable para las cosas que hago en mi trabajo. En esencia, nos conviene ir por la vida abiertos de mente y dispuestos a que la suerte se nos cruce por el camino.

Acá les dejo link a la entrevista en mi canal de Youtube.

https://www.youtube.com/watch?v=9-h8nzHM8_Q

Cristián Hernández

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.