El Viaje del paciente

El Viaje del paciente

Llevo más de 10 años trabajando en el desarrollo de una droga que podría eventualmente servir como un tratamiento para el cáncer. El camino es largo y aún queda mucho por recorrer, pero sin duda he aprendido bastante. Por ejemplo, que el viaje que tenga el paciente a través de la enfermedad juega un papel que va más allá del fármaco o terapia que está usando. Dicho viaje se podría dividir en al menos 4 etapas:

 

  1. Negación: Al enterarse del diagnóstico uno piensa  “Esto no me puede estar pasando a mí”. Muchas veces incluso ignorando el problema.
  2. Información: Se activa el modo “Crisis” y se busca toda la información y consejos posibles. Google se transforma en la fuente de las terapias y tratamientos más insólitos y si bien todo viene inspirado en buscar la pronta recuperación, lo más recomendable es hablar primero con médicos especializados. 
  3. Choque de realidad: Si bien, el espíritu imperante es “ganar la batalla”, comienzan a surgir otras preocupaciones, por ejemplo: “¿Cómo vamos a pagar esto? ¿Qué va a pasar con mis seres queridos? ¿Vale la pena sufrir tanto? 
  4. Esperanza y reinvención: Después de tanto sacrificio estamos logrando superar el desafío. El paciente comienza a mejorar y ahora ¿Qué se viene? su vida cambió y evidentemente ya no es la misma persona que antes del diagnóstico. Ese camino también necesita una reconstrucción, y es allí donde comienza la redención. Muchos canalizan su experiencia para ayudar a otros como ellos a salir adelante. 

Revisa este video que preparé con más detalles y dale like o suscríbete al canal si no lo has hecho.  

 

Gracias por acompañarme en estas notas reflexivas y por compartirlas y repostearlas.

Deja un comentario

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.