Conversaciones con una Big Pharma que está mirando hacia el Conosur

Conversaciones con una Big Pharma que está mirando hacia el Conosur

Hace un tiempo tuve una larga plática con un alto ejecutivo de una de las compañías farmacéuticas más grandes del mundo. Él había sido recién nombrado como el director de desarrollo de negocios de esa compañía para el conosur.  Estará basado en Brasil y desde ahí empezará a investigar compañías y tecnologías interesantes para poder comprar y licenciar. Aquí les comparto algunas de las notas más interesantes que salieron de esa interacción que tuve con él:

  1. Cuando estas compañías toman la decisión de involucrarse en un área geográfica apuntan a un trabajo a largo plazo, 10 años mínimo.
  2. Intentan apalancarse de otros actores que existan en esos ecosistemas para acceder a la información de manera rápida y los usan como filtros para no perder tiempo con gente que no valgan la pena.
    Deciden tener una presencia física y eligen un lugar que haga sentido desde el punto de vista operativo y de branding.
  3. Muchas veces lubrican su llegada ofreciendo mentorías, cooperaciones, acceso a infraestructura y en algunos casos planes explícitos de incubación, coworks y acceso a laboratorios a los fundadores de las start-ups más prometedoras que encuentren.
  4. La persona que le dan el cargo de abrir un nuevo territorio, en un principio, le reporta a los que de verdad toman decisiones en la corporación transnacional.
  5. Los presupuestos de estas operaciones de expansión los tienen que ir defendiendo año a año. Parten con un monto más bien arbitrario, basado en experiencias en otros territorios, y luego con la práctica se van dando cuenta del volumen de recursos que realmente necesitan para poder avanzar.
  6. Una cosa que les pasa mucho es que reciben más información de la que ellos mismos creen prudente recibir.  Son muy enfáticos en aclarar que lo único que quieren recibir (al menos en un principio) es información no confidencial.
  7. Reconocen que se demoran más tiempo, del que les gustaría, en tomar decisiones.
    Les interesa ser parte de actividades menos corporativas pero que les ayudan a tomarle el pulso a lo que está ocurriendo en ese territorio, como ser jueces en paneles de evaluación de proyectos o participar en eventos de networking.
  8. Estas nuevas unidades están en constante evaluación dentro de las corporaciones y si no producen resultados interesante a los 18 – 24 meses generalmente pierden el interés de las jefaturas y terminan cortándoles los presupuestos.

Por lo tanto, si se llegan a cruzar con alguien como el ejecutivo que describo más arriba, traten de darle una mano ya que puede ser su ayuda la que finalmente le de el tiraje que necesitan nuestras innovaciones biotecnológicas para sumarse al diálogo internacional.

Deja un comentario

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.