Los 5 crímenes más probables que podría cometer la Inteligencia Artificial en el futuro

Los 5 crímenes más probables que podría cometer la Inteligencia Artificial en el futuro

La inteligencia Artificial (IA) puede desempeñar un papel cada vez más delicado en los actos delictivos del futuro. La posibilidad de fraude, deepfakes o manipulación causada por la IA, pueden representar amenazas reales que suponen riesgos para todos los que vivimos una vida cada vez más digital. Claro está, que a medida que el desarrollo tecnológico evolucione, también aumentarán los sistemas de prevención y control.

 

Desde hace un par de años, hay algo que constantemente concierne a intelectuales alrededor del mundo: ¿cuál será la base sobre la que se establecerá la relación entre los humanos y la IA? En efecto, es importante preguntarnos qué supondrá esto para la humanidad, cuando por ejemplo, las máquinas logren ser socialmente inteligentes, entiendan emociones, o se conecten unas con otras. 

 

Por ello, debemos mantener a los humanos al control de cada situación que pueda involucrar el uso de Inteligencia Artificial y entender qué están haciendo las máquinas a nuestro alrededor.



Sin perjuicio de lo anterior, ya se vislumbra cuáles podrían ser los delitos más probables basados en Inteligencia Artificial: 

  1. Deepfakes: Videos falsos generados por IA, que permitirían modificar los rasgos faciales y los sonidos de una persona haciéndole parecer que dice o hace algo que no ha dicho, o hecho.
  2. Vehículos autónomos como armas: Ya sea usando el vehículo como un arma en sí misma, o cargándolo con explosivos para dirigidos contra un objetivo específico.

  3. Phishing: Los ataques a infraestructura informática, ya sea personal o institucional para conseguir  información confidencial y usarla en contra de un usuario o institución.

  4. Interrupción de sistemas: El uso de algoritmos de IA que interfieran con el normal funcionamiento de grandes sistemas informáticos. En otras palabras, que los computadores ataquen a otros computadores. Esto sería de gran preocupación si dichos ataques se llevan a cabo en sistemas vinculados al sector financiero, energía, servicios básicos y seguridad nacional.

  5. Chantajes y extorsiones: La IA puede llevar a cabo extorsiones a gran escala, recopilando información de sus víctimas y usándola para elaborar mensajes personalizados, escritos y hablados, para hacer más efectiva su extorsión.

Aunque pueda sonar futurista  cuando la IA comience a ”pensar” como lo hacen los humanos (o incluso en lugar de los humanos), podríamos estar expuestos a amenazas que van más allá de la privacidad de nuestros datos.

 

Reforzar la ciberseguridad con IA se ha convertido en un imperativo para las organizaciones, y actualmente, es empleada como una herramienta para ayudar a incrementar la eficacia y seguridad de sus propios sistemas, y así superar ataques cibernéticos y/o hackeos. 

 

En conclusión, programas como los AI Security Compliance Programs” son cada vez más necesarios entre empresas y organizaciones, para enfocar la IA en iniciativas de ciberseguridad. Además, se deberá encontrar una forma de balancear la eficiencia de la automatización que caracteriza a la IA, con el requisito de la supervisión humana.

 

Esto garantizará, que dichos sistemas protejan nuestra información, en lugar de ponerla en riesgo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Suscríbete

Ingresa tus datos aquí y entérate de las últimas novedades sobre ciencia y negocios.